Piscina

Cuando se habla de buen gusto, no solo se refiere a una cualidad innata, sino también a un intenso trabajo del pensamiento, capaz de producir resultados estéticos siempre acertados.

Para hacer de una casa de grandes dimensiones, un hogar acogedor, es necesario planificar cuidadosamente una decoración cálida que provea esos espacios cobijantes tan necesarios para que la casa sea nuestro refugio del mundo exterior.

En este caso tenemos una casa de tres plantas con una gran superficie vidriada pero que resulta de una gran calidez e intimidad, con espacios que ofician como remansos d relajada sobriedad.

Entrada

Desde la entrada hasta el patio, se logra la unidad visual con los pisos de madera, en el interior, el fino y duro anchico aporta su tono castaño rojizo, mientras que en el deck del patio, se continúa con el noble lapacho que hace de transición con la piscina.

Sobre la cocina y la zona de comedor se creó un entrepiso que sirve de zona de recreación para escuchar música, mirar televisión o conversar.

Comedor

El living se dejó a doble altura y la pared mayor se cubrió con una gigantografía de una tabla de oftalmología. La separación con el comedor se logró con una maceta gigantesca con una palma que sirve de transición a la zona más baja del comedor.

La cocina es abierta y está separada del comedor por una barra de cemento pulido, iluminada por lámparas estilo industrial. La pared del comedor está cubierta por una colección de relojes de pared.

Entrepiso

La casa tiene una enorme vista del jardín, ya que toda la pared que da hacia él está vidriada, por lo que recibe una gran cantidad de luz natural. En cambio, las ventanas que dan a la calle son más pequeñas.

Como el jardín es de dimensiones pequeñas, se cubrió los muros con enredaderas para darle mayor sensación de amplitud y naturalidad. La piscina ocupa casi todo el largo del jardín y ofrece un espacio de disfrute y relax al resguardo del mundo exterior.

Plano

Mas noticias sobre : Casas
Comentarios : (0)