Dueño de un estilo muy personal, el diseñador Marcelo Senra fue el precursor de lo étnico aplicado a la moda. Su casa, como sus colecciones, muestra un amor por los textiles y objetos únicos, los recuerdos de su Salta natal, la India o San Telmo.

Cada uno de los muebles del living se luce por su fuerte presencia. El sofá y la banqueta tapizados en madras color frutilla despliegan distintos géneros: almohadones confeccionados con sedas de la India y retazos de kilims turcos en uno, manta de cashmere de la India en el otro. En el centro, una mesa baja en tres partes de hierro oxidado y vidrio (La Compañía). Las sillas Luis XV (Piazza Navona) están patinadas en blanco y dorado y tapizadas en pana a rayas beiges y negras. Sobre una mesa de apoyo (Juan Azcue), escultura armazón de cable y metal (Pablo Pastrana) con corazones de alpaca entelados a mano (Marcelo Senra). La araña es de caireles de vidrio y pantallas plisadas.

Sobre una pared del living pintada en rojo frutilla, una mesa art decó (Pablo Pastrana) sirve para exponer recuerdos de viajes: esculturas de maderas policromadas, manos de la India y libros. Como remate del conjunto, un cuadro de Susana Dragui y una banqueta decó tapizada en picote blanco y aguayo.

En el comedor, el color de las paredes contrasta con las sillas tapizadas en negro y el brillo de la platería. Senra desarticuló una mesa art decó colocándole tapa de cristal a la base para la mesa principal y usando los alargues para realizar dos consolas adosadas a la pared. El centro de mesa de alpaca es salteño (Artesanías Salteñas) y las azucareras son de plata boliviana antiguas. Sobre la pared del fondo, un cuadro de cartapesta (Pueblo Indio). Como iluminación, una original araña francesa a la que se le colocó una pantalla de metal (Plana Navona) y dos apliques con luz puntual hacia arriba.

El dormitorio es sobrio y de líneas puras, con paredes pintadas en una mezcla de gris y beige. Las mesas de luz volantes se armaron con mesitas encontradas en el Mercado de Pulgas a las que se les quitó la base. La cama vestida con un cubrecama de piqué blanco se personalizó con una manta de la India color bordó y pespunteada a mano, además de almohadones tejidos en Jujuy. En la pared, un cuadro con guarda autóctona (Pueblo Indio) y en el piso, cajas de cuero de cabra y vaca. La banqueta salteña al pie de la cama tiene asiento de cinchas de cuero con pelo. Los pisos de madera en listones también dan una nota de calidez.

Mas noticias sobre : Alternativos
Comentarios : (0)