Hogar en la playa | Arena, mar y cielo

Ubicada en Oceanía, un paraíso de extensas playas sobre la costa uruguaya, la posada se compone de dos construcciones tan simples por fuera como por dentro. Una propuesta diferente para disfrutar de un encuentro a pleno con la naturaleza.

La galería bordea toda la construcción y crea distintos ambientes para que cada huésped elija el que mejor vaya con su gusto. Con total predominio del blanco, este sector se armó a partir de dos mesas bajas de madera patinadas, reposeras plegables y hamacas paraguayas. Infaltable, la parrilla, para un asado con amigos.

Las paredes de este hogar en la playa estan pintadas de amarillo son la única nota de color en los dormitorios de la posada. Al igual que en el resto de los ambientes, la decoración se distingue por el dominio casi absoluto del blanco y los muebles rústicos de madera.

En los dormitorios, que son casi idénticos entre si, reina una atmósfera casi monacal. Una o dos camas, alguna silla y un perchero componen una decoración pensada a partir de lo estrictamente necesario. La presencia de pocos elementos crea una atmósfera de calma y relax.

Decoracion de un hogar en la playa

Para que el estilo de las construcciones del hogar en la playa no interfiriera con el protagonismo del paisaje exterior, se recurrió a una arquitectura de líneas absolutamente sencillas. La decoración, muy despojada, crea sin embargo espacios acogedores y confortables que invitan al descanso después de un largo día de playa. En cuanto a la elección de materiales, se optó por maderas de la zona, fibras naturales, algodones y lonetas en colores claros. Algunos detalles decorativos, como los peces sobre la pared del comedor, acentúan el clima marino del lugar.

Está ubicado en Oceania del Polonio, Rocha, Uruguay, sobre el kilómetro 254 de la Ruta 10.

En la geografía de la zona, que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad, se destacan las extensas playas oceánicas vírgenes, de 40 kilómetros de longitud.

La posada cuenta con diez habitaciones dobles con baño privado, salón de estar, bar en la playa, un restaurante donde se sirve comida casera elaborada con productos naturales de huertas y campos de la zona, y un cine al aire libre.

Aunque la posada es prácticamente exclusiva para socios, se reciben huéspedes que vengan con una recomendación o se hayan contactado previamente para realizar su reserva.

habitación para dos personas con desayuno de campo incluido: U$S 90 (del 20 de diciembre al 31 de enero), U$S 70 (del 1 de febrero al 15 de marzo) y U$S 50 (el resto del año). Para reservar hay que llamar al 4807 3278-5921 o enviar un e-mail a malvayasociados@ciudad.com.ar. No se aceptan menores de 12 años.

El exterior deja ver una arquitectura muy simple, a la manera de un rancho, donde una galería con techo de troncos crea el sector de sombra. En los dormitorios, que tienen salida al exterior, las puertas y ventanas de madera se pintaron de verde.

Mas noticias sobre : Playa
Comentarios : (0)