La gran variedad de diseños y colores en cerámicas para pisos permite instalar revestimientos realmente creativos. Si deseas que el piso de tu casa sea mucho más que la superficie de pasaje para convertirse en un protagonista de la decoración, te damos algunas ideas para combinar baldosas de distintos colores y tamaños, y crear vistosas composiciones en mosaico.

Lo importante es que los colores elegidos para el piso se integren a las tonalidades de la decoración, sin abrumar. Una opción equilibrada es realizar un revestimiento con cerámicas multicolores solo en una porción de la superficie del suelo, como si instalaras una llamativa alfombra de cerámica. El equilibrio también se logra contraponiendo el multicolorido suelo a un mobiliario simple y monocromático.

Sin más preámbulos, veamos algunos ejemplos para distintas habiotaciones de la casa.

Comedor cálido

La combinación de baldosas alargadas en tonos cálidos enaltece el blanco de este vívido comedor. El revestimiento se extiende en un zócalo alto, explotando aún más la alegría que confieren el rojo vivo y los distintos tonos de naranja. Paredes en crudo y una lámpara de diseño simple complementan el desenfreno de la cerámica, dándole todo el protagonismo.

Baño caprichoso

La cerámica de vidrio es el material protagónico de este piso de baño. La yuxtaposición entre baldosas de distintos tamaños y colores compone un mosaico exquisito y fresco. Los colores contrastantes armonizan con las modernas piletas, creando una ambientación innovadora y juvenil.

Cocina sinuosa

Solo dos colores (verde esmeralda y verde pálido) son suficientes para llenar de vida está cocina moderna y metálica. La curva que forma la instalación de la cerámica contrasta de modo atractivo y novedoso con las líneas pulcras del mobiliario.

Cocina acogedora

La cerámica y el color conforman una cocina bien distinta a la anterior. Se trata de una cocina cálida y distendida, atenuada por la rusticidad de la cerámica sin lustrar y los múltiples colores contundentes pero opacos.

Dormitorio lúdico

Unas baldosas simples en los colores primarios es el primer gran elemento decorativo para un dormitorio infantil lleno de vida y encanto. De nuevo, el complemento entre la intensidad del piso y la neutralidad de las paredes blancas es lo que imprime armonía a la ambientación.

Una alfombra en cerámica

La vistosidad de una alfombra puede adquirirse sin necesidad de instalar un accesorio que acumule polvo y suciedad. Hablamos de las alfombras cerámicas, un rectángulo colorido que destaca del resto del piso liso, ideal para animar un divertido salón o hall de entrada.

Pisos multicolores

La gran variedad de diseños y colores en cerámicas para pisos permite instalar revestimientos realmente creativos. Si deseas que el piso de tu casa sea mucho más que la superficie de pasaje para convertirse en un protagonista de la decoración, te damos algunas ideas para combinar baldosas de distintos colores y tamaños, y crear vistosas composiciones en mosaico.

Lo importante es que los colores elegidos para el piso se integren a las tonalidades de la decoración, sin abrumar. Una opción equilibrada es realizar un revestimiento con cerámicas multicolores solo en una porción de la superficie del suelo, como si instalaras una llamativa alfombra de cerámica. El equilibrio también se logra contraponiendo el multicolorido suelo a un mobiliario simple y monocromático.

Sin más preámbulos, veamos algunos ejemplos para distintas habiotaciones de la casa.

Comedor cálido

La combinación de baldosas alargadas en tonos cálidos enaltece el blanco de este vívido comedor. El revestimiento se extiende en un zócalo alto, explotando aún más la alegría que confieren el rojo vivo y los distintos tonos de naranja. Paredes en crudo y una lámpara de diseño simple complementan el desenfreno de la cerámica, dándole todo el protagonismo.

Baño juvenil

La cerámica de vidrio es el material protagónico de este piso de baño. La yuxtaposición entre baldosas de distintos tamaños y colores compone un mosaico exquisito y fresco. Los colores contrastantes armonizan con las modernas piletas, creando una ambientación innovadora y juvenil.

Cocina sinuosa

Solo dos colores (verde esmeralda y verde pálido) son suficientes para llenar de vida está cocina moderna y metálica. La curva que forma la instalación de la cerámica contrasta de modo atractivo y novedoso con las líneas pulcras del mobiliario.

Cocina acogedora

La cerámica y el color conforman una cocina bien distinta a la anterior. Se trata de una cocina cálida y distendida, atenuada por la rusticidad de la cerámica sin lustrar y los múltiples colores contundentes pero opacos.

Dormitorio infantil

Unas baldosas simples en los colores primarios es el primer gran elemento decorativo para un dormitorio infantil lleno de vida y encanto. De nuevo, el complemento entre la intensidad del piso y la neutralidad de las paredes blancas es lo que imprime armonía a la ambientación.

Una alfombra sin polvo

La vistosidad de una alfombra puede adquirirse sin necesidad de instalar un accesorio que acumule polvo y suciedad. Hablamos de las alfombras cerámicas, un rectángulo colorido que destaca del resto del piso liso, ideal para animar un divertido salón o hall de entrada.

 

Mas noticias sobre : Colores, Pisos
Comentarios : (1)