Una solución decorativa para tus puertas y ventanas viejas

Si bien las antigüedades gozan de gran prestigio, debido a las bondades de los materiales que las constituyen y la calidad con la que fueron elaboradas, existen algunos elementos constructivos o decorativos que requieren de una buena restauración para recuperar este valor.

Es el caso de las puertas y ventanas viejas, que a pesar de la nobleza de sus materiales y la artesanía con que fueron fabricadas, necesitan de mucho mantenimiento para conservar su belleza, en caso contrario, se tornan objetos vetustos y poco atractivos que restan puntos a cualquier decoración de ambientes.

Por lo general nos encontramos con que las puertas y ventanas viejas, suelen tener una acumulación de capas de pintura aplicadas sin mucha contemplación, lo cual les da un aspecto bastante deprimente y deslucido, que no se soluciona con la aplicación de una nueva capa de pintura.

Una de las tendencias decorativas que da excelentes resultados en la restauración de aberturas viejas es el decapado, que deja restos de las pinturas anteriores en ciertas zonas de la superficie de las aberturas, de modo que realza molduras y relieves.

Hay en el mercado numerosos productos removedores de pintura que podemos utilizar para facilitarnos la tarea, aunque también podemos recurrir a una buena lijadora. El encanto de las puertas que mostramos en la foto, está en el lijado cuidadoso de las zonas de madera expuesta, es allí donde está la diferencia entre una puerta despintada y una puerta decorada.

Un detalle que aporta mucho estéticamente a estas puertas, es la sustitución de los picaportes y tapas de cerradura por otros de diseños modernos y materiales brillantes en plata u oro.

Mas noticias sobre : Aberturas, Limpieza, Reformas
Comentarios : (0)